Donar

República Dominicana es uno de los primeros países de la región que ha invertido recursos considerables en la educación sobre el cambio climático. La reciente serie de capacitaciones se realizó a través de centros educativos en diferentes regiones de República Dominicana. En coordinación con el CNCCMDL, el Ministerio de Educación e INAFOCAM.

Los recientes huracanes en el Caribe han demostrado una vez más la necesidad de desarrollar la capacidad local para adaptarse a los riesgos del cambio climático. Una herramienta poderosa para llegar a las comunidades locales y cubrir una parte significativa de la población es el sistema educativo formal. República Dominicana es uno de los primeros países de la región que ha invertido recursos considerables en la educación sobre el cambio climático. En 2014, el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INAFOCAM) y el Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL) lanzaron un programa de capacitación que equipa a los docentes de todo el país para enseñar eficazmente sobre el cambio climático. En octubre de 2017, 835 docentes se graduaron del curso que se desarrolló y probó en colaboración con la UNESCO y UN CC:Learn. En total, más de 3200 maestros han recibido capacitación desde el 2014.

Ceremonia de graduación.Ceremonia de graduación.

Guía

La reciente serie de capacitaciones se realizó a través de centros educativos en diferentes regiones de República Dominicana. En coordinación con el CNCCMDL, el Ministerio de Educación e INAFOCAM, los centros educativos involucrados en las capacitaciones incluyeron a la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, la Universidad Agroforestal Fernando Arturo de Meriño, el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña y la Organización para el Fomento del Desarrollo del Pensamiento.

Durante la ceremonia de graduación de los 835 profesores, INAFOCAM y CNCCMDL lanzaron la  “Guía Escolar para el Estudio de Ecosistemas de Agua Dulce: Ríos y Lagos – Adaptarse al cambio climático y educar para el desarrollo sostenible”, también desarrollada en colaboración con UNESCO y UN CC:Learn. La guía tiene como objetivo fortalecer la enseñanza de los impactos del cambio climático en los ríos y lagos. Permite a los participantes convertirse en agentes de cambio dentro de sus instituciones educativas, comprendiendo cómo estos ecosistemas se ven afectados por el cambio climático y pensando de manera crítica en la toma de decisiones para encontrar soluciones.